domingo, 17 de julio de 2011

Más allá del cine americano: Cine Italiano


 En unos días, pasaré mis vacaciones recorriendo ese hermoso país, así que, este es mi pequeño homenaje al cine italiano.

Cuando se habla de cine italiano a todos nos viene a la mente el brillante neorrealismo. El neorrealismo nace en una Italia deprimida de finales de la II Guerra Mundial. Italia deja atrás una época fascista. Una vez terminada la II guerra mundial y con Mussolini fuera de escena, ell cine italiano vive un esplendor sin igual. Los directores, preocupados por la difícil situación del país , dirigen su mirada hacia los problemas cotidianos, la clase obrera. Su objetivo es mostrar la realidad de  sus gentes y aportar una crítica sobre la situación penosa que se vive.

Como alguna de las característica fundamental de este cine neorrealista, podriamos decir que es un cine rodado en exteriores y con actores, normalmente, no profesionales que aporten mayor veracidad a la historia, como por ejemplo en Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica.

Si hay que nombrar alguno de los directores más importantes de la época en esa lista estarían: 

Roberto Rosellini:  Roma, ciudad abierta (1945)
Luchino Visconti: La tierra tiembla (1948) y  Bellisima (1951)
Vittorio de Sica: El limpiabotas (1946), Ladrón de bicicletas (1948)
                                           Giuseppe de Santis : Arroz amargo (1949)

Pero no todo fue neorrealismo en Italia. Años más tarde se siguió haciendo cine de gran calidad. El cine americano estaba produciendo grandes películas por aquel entonces pero de Italia también surgieron obras dignas de mención:

                   Federico Fellini: La strada (1954), Los inútiles (1953), La dolce Vita (1960)
                                Luchino Visconti: Muerte en Venecia (1971)
                                Michelangelo Antonioni: La aventura (1960) y El eclipse (1962)

Ya en los años 70, un género comienza a cobrar mayor importancia, el spaghetti western . Cintas rodadas en España o Yugoslavia que emulan los desiertos americanos. Su máximo representante fue Sergio Leone con sus obras "Por un puñado de dólares" (1964)  y “El bueno, el feo y el malo" (1966)

Además de "spaguetti westerns"se crearon obras muy interantes:

Bernardo Bertolucci: Novecento (1976)
Federico Fellini: Amarcord (1973)
Ettore Scola: Una mujer y tres hombres  (1979), Una jornada particular (1977)
Marco Bertolucci: En el nombre del padre (1971)
Giuseppe Tornatore: Nuovo cinema paradiso (1988)
Roberto Benigni: La vida es bella (1997)

En estos últimos años, el cine italiano, no nos ha dejado obras de gran calidad. Quizás algunas cinta han  sabido ganarse al público como “La habitación del hijo”  o  “El tigre y la nieve” pero en un plano general es bastante desalentador.

Quizás el cine de ese país no esté en su mejor momento pero siempre estarán hay los clásicos para seguir disfrutando de buen cine italiano. ARRIVEDERCI



8 comentarios:

deWitt dijo...

Pues disfrute usted de sus vacaciones italianas (envidia sana)!!! La esperemos a la vuelta!!

Ciao bella!

domive dijo...

Siempre es agradable dejar el cine americano a un lado y contemplar otros artes con puntos de vista muy distintos!^^

Un saludo! (Entrada dedicada a Harry Potter en el blog, que la disfrutes!^^)

Nicole dijo...

Excelente entrada!
Las mejores películas italianas... vale la pena verlas!
Siempre me hace llorar "La vida es bella",me ha encantado

Besos

Andressa dijo...

:)

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Si, la verdad es que está de capa caida ultimamente, a ver si recupera. Un saludo.

Marco L. Méndez dijo...

Yo no sé si las películas italianas están en su peor momento, aunque si noto que carecen el efecto mediático de su época más conocida. Donde los Fellini o los Leone estaban en boca de muchos; ganando cámara a Hollywood.

Roberto Benigni sería en esta especie, el cual pasó de ese comediante indie y despistado de las películas de Jarmusch a la complacencia con la industria californiana que siempre ve pomposa a cualquier película alusiva al holocausto judío.

Yo diría que se pueden encontrar buenas cintas italianas hoy, aunque de más bajo perfil y de menor caracter publicitario.

Susan lenox dijo...

Todas las pelis que nombras son inmensas, mi admiración por el maestro Visconti, es conocida de todos y de Marcello, ayyyyyyyy Marcello, ya no quedan ni actores ni hombres asi.
Que casualidad, en Septiembre me voy 15 días a Italia, a La Toscana,
estoy contando los días.

Buenas vacaciones y haz fotos.

Besotes.

David C. dijo...

como sueño con viajar algún día a Italia.