miércoles, 18 de abril de 2012

La noche de Cabiria (1957)

El cine italiano guarda grandes joyas que todo el mundo debería conocer por eso quiero hacerle un hueco a esta maravillosa cinta de Fellini en este blog.

Podríamos decir que cualquier obra firmada por el maestro italiano merece la pena ser vista pero quiero centrarme en esta. La noche de Cabiria es una película que cuanta la vida de una prostituta en las calles de Roma y esa fé ciega en salir de agujero. Su protagonista Giuletta Masina hace una papel memorable teniendo momentos imprescindibles en la historia del 7º arte.

Una cinta desgarradora que transmite tal cantidad de emociones que es imposible no sentir el dolor de Cabiria. Su bondad y su enorme corazón pisoteados pero sobre todo esas ganas de luchar de salir adelante.

No soy capaz de expresar con palabras lo que esta cinta representa, es de esas que todo fluye con tal armonía y lirismo que acaba rozándonos el alma. 



6 comentarios:

Manderly dijo...

Lo cierto es que no la he visto pero la tengo para verla en breve...
Masina me cautivó en 'La strada'... así que seguro que me gusta.
Saludos.

Manuel dijo...

Al igual que Manderly también Masina me impresionó en "La strada", una obra que revela la esencia del mundo, personas bondadosas, inocentes atrapadas por seres perversos y crueles...

Su. dijo...

me la apunto, estoy deseando verla!
Un beso! Su.
Trendy Pastel

whereORwhat dijo...

Pasaba por aquí.


Si quieres puedes pasarte por
whereORwhat.blogspot : diseño,creatividad e ilustraciones =)

xoxo

Addict Smile dijo...

Pues no la he visto pero por lo que dices vale la pena!

Gracias por la recomendación

Besos
Anna

Mara dijo...

Me encanta esta película... Giuletta era tan adorable... una actriz de esas que te deja con una sola mirada con el corazón en un puño. Ésta me encantó, y no sé si las has visto pero La Strada con Anthony Quinn es conmovedora... y luego Giuletta de los Espíritus creo que es de mis favoritas de Fellini... es más todo surrealista, más estilo Casanova, por las imágenes que tiene... como todo de un cuento, me fascinó cuando la vi.