viernes, 14 de febrero de 2014

Her (2013)

Después de varios años sin hacer demasiado ruido en el séptimo arte, Spike Jonke vuelve con la que se podría decir mejor de sus películas. En esta ocasión, consigue plasmas la evolución de las relaciones personales en este mundo tecnológico. Casi como un experimento social y en un mundo no tan futurista como aparenta serlo, se abre el debate sobre la soledad que el ser humano este viviendo en la actualidad  donde se vive atrapado en la tecnología. Este mundo futurista que tanto nos recuerda al nuestro es donde se desarrolla la acción. Personas que deambulan por el mundo  incapaces de ver más allá de ello. 

Theodore, el protagonista de esta historia, acaba de divorciarse y es incapaz de asumir esta nueva etapa en su vida . Ahogado en la soledad, decide probar un nuevo sistema operativo con inteligencia artificial, un producto tan avanzado que aprende y evoluciona con el uso.  Samantha es la voz femenina que llenará el mundo de Theodore sustituyendo las relaciones sociales, siendo una amiga, asistente personal y amante, siempre perfecta y eficaz. A pesar de las dudas del protagonista, se crea un lazo afectivo que lo llevará a  evadirse del mundo en esa irrealidad . 

En los 120 minutos de metraje podemos ver intimidad y melancolía a través de los ojos de su protagonista. Esos sentimientos que transmite el protagonista (gran uso de los flashbacks)  y la música perfecta, solo sirve como el medio de transporte adecuado para saborear con mayor esencia la película, hay varias escenas que se me han quedado grabadas.

Joaquin Phoenix consigue uno de los mejores papeles de su carrera.  Una estética perfectamente  armonía de colores y los planos rozando  la perfección en cada momento filmados por Hoyte Van Hoytem.  Los planos abiertos de la ciudad son de una intensidad abrumadora.

5 comentarios:

Didac Udagoien dijo...

en cierto modo me recuerda a "Be right back", el primer episodio de la segunda temporada de "Black mirror".

una extralimitación, probablemente, de la tecnología, ¿o no?

Manderly dijo...

Me ha gustado mucho!!
Y es que es cierto que cada vez parece que nos relacionamos menos con el mundo y que es todo más interactivo.
La película da que pensar, ¿no crees?
Saludos.

Ivan Lukman dijo...

Hace poco vi el trailer, es una película que promete.

Saludos

Mara dijo...

Justo acabo de leer tu comentario en la entrada de Her, y me encuentro con que tú también hablaste de la película :)

Me encanta lo que has dicho al final de los planos y lo abrumador y emotivo que resulta todo, y el gran uso de la música y los flashbacks. Ya sabes lo que pienso, siento mejor dicho jaja, de esta película por la entrada que hice. Me alegro mucho de que te gustase, y de que compartamos este gusto por ella. La butaca de Saraiba siempre está llena de pelis imprescindibles!

Y yo con Lost in Translation, ya que me contabas tu experiencia, también tuve una experiencia muy curiosa. Fui a verla con mi madre y mi prima, teníamos 14 y 15 años, o así, nosotras, y fuimos porque a mi madre le gusta mucho Bill Murray y nos dijo que tenía buena pinta la película, además ella es muy fan también del padre Coppola y dijo: seguro que la hija algo ha aprendido de él ^^ - no habíamos visto Las Vírgenes Suicidas, la vimos luego. Y yo salí del cine con una sensación muy extraña... me pasé una semana pensando en la peli, más o menos como me pasó con Her, aunque creo que me dejó aún más tocada, porque LiT es como más esperanzadora, dentro de la soledad del personaje. Siguió dándome vueltas en la cabeza, y a los 18 la volví a ver y fue cuando me enamoré completamente de ella. Le encontré nuevos significados por mi situación personal en ese momento, conecté muchísimo con Charlotte, y desde entonces la he visto como cien veces.

Un beso!

RECOMENZAR dijo...

que bueno haberte encontrado a vos y aun grupo de nuevos bloggers con estilos diferentes y maravillosos del escribir letras