lunes, 10 de diciembre de 2012

Lo imposible (2012)

Siento mucho la ausencia, por diversos motivos no he podido atender como se merece este pequeño blog que tanto me gusta. Quería que mi retorno fuese activo y no una entrada pasajera así que intentaré aportar más críticas en breve. Hoy empezamos con una cinta española, el fenómeno del año en cuanto a cine español se refiere.

Nada más empezar la cinta te puedes hacer una ligera idea de lo que vendrá, tópico tras tópico. Está basada en una historia real y no te lo crees ni borracho. No creo que sea porque haya visto muchas películas o porque todo el mundo sabía de ante mano el desenlace. La primera secuencia que me viene a la cabeza es la de la familia en en avión y no sabía si estaba viendo una cinta yanki o realmente aquella parodia había salido de una mente española. ¿Por qué ocurre tal cosa? Estamos ante un guión infantil y condescendiente con la audiencia media, mucha dulzura y sobadisima como " te prometo que  todo saldrá bien", muchos te quieros y miradas tristonas...Demasiado calculado. Un dramatismo de molde, demasiado mascado, para que el pobre espectador inocente y sensible no se sienta demasiado mal entre tanta barbarie

Como muchas otras cintas, esa forma de buscar la lágrima fácil, la sensibilidad del público me parecen mediocres. Esas escenas de violencia gratuita simplemente para conmover al espectador no me resultan nada favorecedoras en un film que intenta colarse entre las grandes películas de año.

Sentada en la butaca sabes perfectamente lo que vendrá después, es como si tu mente fuese por delante y sólo consigues centrarte en esa obsesión por encontrar el plano perfecto. La intriga se diluye y nos quedan escenas que transcurren con mayor o menor aceptación. Le sobran pretensiones emocionales, en un marco que no habría de precisar ninguna, ya que un tsunami como el de 2004 es demasiado terrorífico por si, como para tener que adornarlo tanto.

7 comentarios:

Manderly dijo...

Estoy de acuerdo en que es predecible y de lágrima fácil. La técnica es increíble, eso sí, pero el guión demasiado flojo.
Saludos.

domive dijo...

Yo todavía no la he visto, aunque suelo aguantar bastante el azúcar, la pintas terrible, jaja.

Aunque si que es verdad que aguantar 2 horas de "todo saldrá bien" tiene tela...

Buena crítica y bienvenida de vuelta al mundo blogger, yo también he estado un par de meses prácticamente desaparecido y intento recuperar el hábito. ánimos :)

Laura dijo...

Hacia mucho que no pasaba por tu blog, me había olvidado las pedazo de entradas que escribes! Me encantó esta película, merecedora de ser vista en el cine, varias veces! Un beso!

Maria Medik dijo...

HEY, compartimos gustos. A mí también me encanta el cine clásico (muuuuchO) y la música d elos 70s :D

Milex dijo...

And this is something I admire

Alfredo Suárez dijo...

A mi lo que no me terminó de llenar es el concepto de la historia, me explico. Está basada en hechos reales, muy bien, pero la familia que vemos en pantalla es la típica feliz americana, todos guapos, con ojos azules y súper simpáticos. Me es imposible simpatizar con ellos. Y si hubiesen escogido actores yo que sé, sudamericanos, tailandeses, y contases la misma historia...se derramarían tantas lágrimas como con esta? Yo lo dudo.

Eliana Diaz dijo...

La peli es muy increible, pero la verdad, yo la vi, por puro masoquismo, sabes en todo momento lo que va a pasar, porque conoces la historia de antemano, aunque siendo francos, fue un trabajo magnífico! Te sigo!! Y te invito a mi modestito blog, que tiene muy poquito de vida, pero que estoy haciendo con mucha ilusión. ¿Te parece que nos intercambiemos un follow? Te espero alli :)

eLi XOXO

http://elrinconcitodelolitavintage.blogspot.com